TEL +49 40 - 357 111 - 64
 

Medicina holística

Restablecer la autorregulación natural del cuerpo

Medicina holística significa combinar la medicina convencional (medicina universitaria) con los diagnósticos y tratamientos naturales antiguos y nuevos. La medicina holística no analiza a cada órgano de forma aislada, sino que se concentra en la interrelación natural entre cada órgano con los demás. La medicina holística no se limita a los anti-medicamentos químicos de la medicina convencional, sino que hace uso de los remedios naturales reguladores que la evolución ha producido a lo largo de millones de años.

La medicina convencional está dominada por la industria farmacéutica y, por tanto, se han perdido los aspectos importantes del tratamiento natural:

El intestino es la raíz del hombre. Es evidente, que una planta no puede prosperar, si tiene raíces enfermas. En más del 70 por ciento de nuestros pacientes detectamos un intestino delgado inflamado, el llamado «Leaky Gut» (síndrome del intestino poroso). Por lo tanto, la rehabilitación intestinal es uno de los componentes más importantes de la medicina holística.

Las enfermedades y el envejecimiento tienen una característica común: El sistema de regulación básica está cada vez más restringido en su funcionalidad. Con el paso de los años, no solo se ha detectado un aumento de depósitos de productos de degradación metabólicos, sino también un aumento de tóxicos ambientales en el tejido conjuntivo, la llamada matriz extracelular o espacio Pischinger. Alfred Pischinger, profesor de anatomía y fisiología de Viena, fue el primero en reconocer la importancia extraordinaria del tejido conjuntivo para todos los procesos metabólicos de los humanos. Hartmut Heine, profesor de anatomía de la Universidad de Frankfurt y de la Universidad de Witten-Herdecke, profundizó y especificó este conocimiento y reconoció el tejido conjuntivo como una matriz reguladora del metabolismo. Desafortunadamente, este conocimiento y la comprensión de este concepto se han perdido en la medicina moderna dominada por la industria farmacéutica

Si preferimos una medicina que restablece la autorregulación natural del cuerpo, la medicina holística es lo que necesitamos.

  • Terapia de hormonas bioidénticas
  • Tratamiento de la enfermedad de Lyme, según la medicina convencional y naturopatía
  • Hidroterapia de colon
  • Autohemoterapia
  • Ozonoterapia
  • Oxigenoterapia según Regelsberger
  • Terapia de biorresonancia
  • Terapias de quelación con DMPS, DMSA, EDTA
  • Infusión intravenosa de procaína y bases
  • Infusión intravenosa de DMSO
  • Infusiones intravenosas de alta dosis de vitamina C
  • Infusiones intravenosas de minerales y oligoelementos
  • Bemer-terapia
  • (mejoramiento de alta eficacia de la microcirculación arterial y normalización del metabolismo)
  • Ondamed
  • (ondas electromagnéticas de la naturopatía, científicamente probadas)

 

Ejemplo de medicina naturista: ¿Qué efecto tiene la infusión intravenosa de alta dosis de vitamina C?

La vitamina C activa las células de resistencia de los glóbulos blancos y tiene la función de proteger contra virus y bacterias. Como un eliminador de «radicales libres», cumple una función esencial, protegiendo las células de los procesos inflamatorios. La vitamina C está implicada en la regulación hormonal natural de la glándula pituitaria y en la regulación de las hormonas sexuales, tiroideas y de las hormonas de crecimiento. Desempeña un papel importante en la regeneración del tejido conjuntivo, la cicatrización de heridas y la profilaxis de la arteriosclerosis.

La vitamina C es de gran importancia, en particular en la terapia tumoral. Normalmente se administran repetidamente de 7,5 a 30 gramos de vitamina C en forma de infusión intravenosa, con respeto a las necesidades individuales del paciente.

El estrés, fumar, los tóxicos ambientales, una mala nutrición y el exceso de dulces aumentan la necesidad diaria de vitamina C. Un estudio sirvió para registrar la situación real del tratamiento en condiciones de trabajo médicas reales. Profesionales, es decir, 60 médicos y médicos homeopáticos, registraron el curso de la enfermedad de 658 pacientes entre noviembre de 2012 y septiembre de 2014. A través de un cuestionario se podían recopilar datos sobre el tratamiento de enfermedades agudas. Además de la investigación de las diferentes terapias aplicadas, se investigó la eficacia de las mismas sobre la base de la reducción de síntomas. 

El resultado era, que más del 70% de los pacientes presentaba una clara deficiencia de vitamina C; esto se compensó por vía intravenosa.

Las quejas como fatiga, trastornos del sueño, depresión y la falta de concentración, mejoraron en más del 92 % de todos los pacientes durante el período de tratamiento observado. Además, el valor de dolor, detectado como síntoma frecuente, disminuyó significativamente.

La mayoría de los pacientes que sufrían de «enfermedades respiratorias», «enfermedades del sistema nervioso» o «enfermedades gastrointestinales», presentaban una previa carencia de vitamina C. Al terminar la terapia, más del 70% de los pacientes estaban libres de síntomas, independientemente de la enfermedad. La tolerabilidad de la vitamina C fue calificada como «muy buena» en un 100 % - no se observaron reacciones adversas a los medicamentos. El número medio de infusiones intravenosas fue de siete en dos semanas, en línea con las recomendaciones generales.

Se documentó un efecto positivo con respeto a los síntomas generales y específicos de la enfermedad, debido a una aplicación de acuerdo con las recomendaciones generales y una alta tolerabilidad.