TEL +49 40 357 111 64
 

Enfermedades autoinmunes

Las enfermedades autoinmunes están implicadas en varias enfermedades, no obstante todas aquellas enfermedades tienen el mismo origen: la respuesta inmunitaria dirigida contra las propias estructuras corporales. Para decirlo en pocas palabras, el cuerpo se ataca a sí mismo. Esto puede tener consecuencias graves, como podemos ver en el cuadro clínico a continuación:

  1. Síndrome de fatiga crónica (SFC)
  2. Colitis ulcerosa
  3. Síndrome de sensibilidad química múltiple (SQM)
  4. Enfermedad de Crohn
  5. Esclerosis múltiple (EM)
  6. Polineuropatía  (con origen tóxico)
  7. Artritis reumatoide y sus diversos subtipos

Las enfermedades autoinmunes son procesos inflamatorios crónicos. Entre el 5 y el 8 % de la población mundial está afectada por 80 a 100 enfermedades autoinmunes diferentes hoy en día. Después de las enfermedades cardiovasculares y tumorales, las enfermedades autoinmunes constituyen el tercer grupo de enfermedades más comunes. Sin embargo, se ha observado un aumento de la frecuencia de aparición en los últimos años (por ejemplo, diabetes mellitus tipo 1, esclerosis múltiple).

El trastorno del sistema inmunológico, que puede llevar a la pérdida de tolerancia a las estructuras de los tejidos del propio cuerpo, desempeña un papel central y causal. El sistema inmunológico tiene la función de proteger el organismo de virus, bacterias, parásitos u otras sustancias extrañas. Cuando nuestro sistema inmunológico está afectado por enfermedades autoinmunes, ya no puede distinguir entre «extraño» y «auto». Como resultado, el sistema inmunológico daña a su propio tejido sano.

Una enfermedad autoinmune no tratada puede provocar reacciones inflamatorias graves que podrían destruir el órgano afectado y, en algunos casos severos (con implicación del sistema), puede ser mortal. Por lo tanto, el diagnóstico y la terapia precoces son de gran relevancia. Esto requiere la participación de médicos de casi todas las disciplinas, desde médicos generales hasta especialistas como reumatólogos, nefrólogos, neurólogos, cardiólogos, pediatras o dermatólogos.

Enfermedades autoinmunes sistémicas y específicas 

Si el sistema inmunológico se dirige contra un órgano específico de forma selectiva (por ejemplo, la tiroides, el páncreas, el intestino, la piel, los nervios), se puede denominar enfermedad autoinmune específica de un órgano. El caso opuesto sería que el sistema inmunológico ataca a todo el sistema, esto llevaría a una enfermedad sistémica no específica de un órgano. En este caso, el sistema inmunológico ataca varios órganos del cuerpo a la vez. Algunos ejemplos serían:

Enfermedades autoinmunes específicas de un órgano:

  • Esclerosis múltiple (autoanticuerpos dirigidos contra la vaina de mielina de las fibras nerviosas)
  • Diabetes mellitus tipo 1 (autoanticuerpos dirigidos contra las células de los islotes del páncreas)
  • Colitis ulcerosa (autoanticuerpos dirigidos contra la mucosa intestinal)
  • Pemphigus vulgaris (autoanticuerpos dirigidos contra la capa superior de la piel = epidermis)
  • Miastenia grave (autoanticuerpos dirigidos contra receptores de acetilcolina en las placas motoras)
  • Enfermedad de Graves-Basedow (autoanticuerpos dirigidos contra los receptores de TSH de la tiroides)

Enfermedades autoinmunes sistémicas: 
(Enfermedades de tipo inflamatorio-reumático)

  • Artritis reumatoide (poliartritis crónica, «reuma articular»)
  • Lupus eritematoso sistémico (LES, reacciones contra numerosos órganos)
  • Polimiositis (inflamación de la musculatura)
  • Síndrome de Sjögren (autoanticuerpos dirigidos contra las glándulas exocrinas)
  • Esclerodermia (endurecimiento del tejido conjuntivo de la piel, los vasos y los órganos internos)
  • Vasculitis sistémica (inflamación de los vasos sanguíneos)
  • Síndromes antifosfolípidos (trastorno de coagulación de la sangre)

En la página web de la Sociedad Alemana de Enfermedades Autoinmunes puede consultar una visión general de las enfermedades autoinmunes, sus aspectos clínicos y mucho más: www.autoimmun.org/erkrankungen  

Las causas de enfermedades autoinmunes pueden ser muy variadas y complejas. Una enfermedad autoinmune sólo puede ser desencadenada por la interacción de varios factores. La base general suele ser una alteración del equilibrio inmunológico vital.

Causas posibles: 

  • Trastorno de la regulación del sistema inmunológico, pérdida de tolerancia
  • Factores exógenos (desencadenantes), por ejemplo 
    • Estrés
    • Virus, bacterias, parásitos 
    • Medicamentos 
    • Contaminantes ambientales
  • Sexo (mujer > hombre)
  • Factores genéticos (Enfermedades asociadas a la HLA)
  • Situación inmunológica especial, por ejemplo, embarazo
  • Comorbildades de tumores malignos

Las enfermedades autoinmunes, el cáncer y las enfermedades mentales son el látigo de nuestra época.

Las enfermedades autoinmunes son una reacción excesiva y errática de nuestro sistema inmunológico dirigida contra los propios tejidos del cuerpo. Nuestro sistema inmunológico identifica los propios tejidos como cuerpo extraño, lo que conduce a inflamaciones crónicas que dañan al órgano afectado de forma permanente. El resultado son anticuerpos autoinmunes deformados y mediadores de inflamación, que se pueden eliminar con la INUSféresis®.

Comparte este artículo: